Pánico y Locura en Burzaco: una noche bizarra con Los Reyes del Falsete

Publicado originalmente en Revista Yo Soy La Morsa.

Publicado originalmente en Revista Yo Soy La Morsa.

El 18 de abril de este año tuvo lugar una de las tantas presentaciones de Los Reyes del Falsete en el histórico bar El Tío Bizarro. Crónica de una fecha que estuvo a punto de no ser.

  Hay quienes creen que la única manera de que las cosas buenas sucedan, es dejándolas fluir…

    11 PM. Burzaco.

Me acabo de bajar de la estación de Burzaco, abandonando así la última formación de la noche que lentamente se retira hacia Glew para morir en soledad, mientras no puedo creer lo que estoy viendo: Un corte de electricidad dejó a Burzaco totalmente a oscuras, conviertiendo a la reconocida fachada del Tío Bizarro en un triste local más de la cuadra. Es el horario pactado para realizar la entrevista con Los Reyes del Falsete, y ante tal desolador y desesperante paisaje no me queda otra opción que llamar a Nica ( guitarrista y cantante de la banda), quien no hace más que confirmarme lo que ya de por sí tenía frente a mis ojos: Hace una hora que se había cortado la luz, y si la situación continuaba desarrollándose de esa manera, la fecha que se completaba con la participación de los porteños Mueble y los santafecinos Todopantalla se tendría que suspender. Nicolás me ofrece como última opción hacer la entrevista en la casa del también guitarrista y voz de Los Reyes, Juanchy, donde se estaba llevando a cabo una juntada de amigos, entre quienes se encontraban algunos de los más grandes exponentes de la escena local: Hablamos de integrantes de las bandas Perdedores Pop, Travesti, El Hagabal, Shit, Toquelau y los platenses Güacho, ni más ni menos…

  11:30 PM. Adrogué.

Treinta minutos más tarde, y luego de haber retrocedido una estación pero nunca las expectativas, estoy arriba del Chevrolet Celta de Nica mientras lo escucho hablar sobre la aparente existencia de Iglesias Judío-Mesiánicas ocultas por la zona junto un gran personaje de la escena local: Esteban Ríal, guitarrista y cantante de la mítica banda de los 90´s, Los Perdedores Pop. Esteban R. Esteban, seudónimo con el que prefiere firmar en sus notas -ya que también se desarrolla como periodista cultural – junto a Santi Amor, su hermano y cofundador de Los Perdedores y líder de los también locales DChampions, son dos grandes amigos de Los Reyes que entre otras cosas, ayudaron a que la banda pudiese llegase a grabar una canción junto a Litto Nebbia.

  Una vez dentro de la casa de Juanchy, y mientras la fiesta se sucede entre pizza, birra y faso, Los Reyes – Nica Corley (voz y guitarra), Tifa Corley (batería), Juanchy Cianfagna (voz y guitarra) y Frank Viggiano (bajo), se van acomodando en sus tronos…

 ENTREVISTA

  ¿Cuándo nacieron Los Reyes del Falsete?

  Juanchy: Los Reyes del Falsete nacemos como proyecto a mediados/fines del 2007, aunque en realidad tuvimos varias etapas de formación. Al principios nos llamábamos Les Cosmonauntes y, teniendo solo cuatro temas compuestos, tocamos por primera vez en una biblioteca en la inauguración de un libro, se podría decir que ese día arrancamos.

Nica: El proceso de transformación se fue dando en degradé. No nos sucedió como muchas otras bandas en las que sus integrantes se conocen exclusivamente para armar dicha banda, para nosotros fue todo lo contrario, ya habíamos tocado entre todos en distintos proyectos.

 Juanchy: Y eso se dio también porque para nosotros reunirse a tocar era un suceso que significaba juntarse con amigos y crear canciones que generalmente le hacíamos a amigos, y de repente nos dimos cuenta de que teníamos tantos temas compuestos que daba para que sea más seria la cosa. Si bien al principio éramos tres: Nica Tifa y yo, después se sumó nuestro amigo de toda la vida, Frank.

  ¿Qué se les cruzó por la cabeza al momento de elegir el nombre de la banda?

  Juanchy: No se si el nombre “Reyes del Falsete hace alusión especificamente a algo, porque el hecho de que cantemos en falsete no fue lo que definió el nombre. Se terminó dando por diversas situaciones y nos pareció gracioso y copado.

  Nica: Quedó gracias a esos chistes internos que tenés con tu grupo de amigos, que de tanto repetirse se termina convirtiendo en parte de la banda.

  ¿Cuáles son sus influencias musicales más destacadas?

  Juanchy: Nosotros siempre decimos que todo lo que emita sonido nos influencia, se puede decir que todos tenemos gustos musicales variados y por eso el espectro sonoro de la banda es bastante amplio. Por ejemplo, si bien nos encantan los Beach Boys, no nos queremos limitar a decir que nuestra influencia en los coros es simplemente por haberlos escuchado.

  Nica: Y también todos compartimos esa idea de que la música que a uno le gusta está conformada por la enorme cantidad de canciones que a uno le gustan, y no a un grupo o género determinado. Buestros gustos pueden ir tranquilamente desde la música clásica hasta un jingle radial. Es decir, entendemos y compartimos la idea de que te guste una banda o un disco, pero no entedemos que te gusta el punk por el punk, por ejemplo.

 Juanchy: Lo que si se puede decir es que nos gusta la psicodelia en las canciones, el deformismo y la experimentación. Somos degenerados, en ese sentido.

Nica: Creo además que la gente que encasilla todo menosprecia su capacidad de crear y de ser personales e independientes, en el sentido de que see quiere hacer música como si fuese extranjera, como si hubiese que hacer un esfuerzo por hacer algo nacional. Uno lo hace de esa manera porque es lo que sos, creo que lo verdaderamente difícil y forzado es hacer lo otro, como hacer britpop estrictamente, no digo que no sea algo que al músico que lo haga no le fascine, pero que al fin y al cabo no sos. Aunque obviamente no estamos en contra de nadie que lo haga, simplemente elegimos un camino diferente.

¿Se puede decir que Los Reyes es una banda de amigos?

Nica: Sí, entre todos nos conocemos desde hace tanto tiempo, y no se un tipo de relación de compañeros de banda únicamente, sino que es más de tipo familiar. Nos conocemos desde hace muchos años, de chicos todos íbamos al Nuevo Colegio de Burzaco y como vivíamos a dos cuadras de distancia nuestras madres se turnaban para llevarnos todos juntos a la escuela.

…………………………………………………………………………………………………………….

Ni bien Nica termina de redondear la idea, suena su teléfono: Es Gustavo Schell -el dueño del Tío Bizarro- quien no hace más que darle buenas noticias: Acaba de volver la luz en Burzaco. La entrevista se detiene, Los pibes festejan, y rápidamente se preparan para encarar el viaje que los llevará a desfibrilar unas cuantas almas súbditas a sus queridos Reyes…

Llegamos nuevamente a Burzaco mientras en el Tío todos se van acomodando para vibrar junto a los muchachos de Mueble, un grupo de música instrumental y experimental en clave Post-Rock también oriundos de Zona Sur. La banda está formada por Amarú Vila (guitarra), Hernán Colantuono (bajo y voz), Ariel Orellana (guitarra) y Yago González (batería).

…………………………………………………………………………………………………………….

2 AM. Camarines.

Estamos en los camarines del Tío mientras suenan de fondo Los Todopantalla, banda oriunda de la provincia de Santa Fe formada por Lisandro Francucci (guitarra y voz) Lemy Quintana (bajo y voz), Andrés Olivo (guitarra y voz), Esteban Coutaz (sintetizadores) e Iñaki Chemes (batería). El estilo que labran Los Todopantalla se suele caracterizar por una elegante fusión entre una constante catarata hipnótica de guitarras y sintetizadores en clave Indie que se entrelazan a una base rítmica muy postpunk, por momentos.

Los Reyes, que ya están más distendidos, se copan para completar la entrevista:

  En el aspecto barrial y cultural, ¿Qué significa El Tío bizarro para ustedes?

Tifa: Es un lugar único e irrepetible, y una de las mejores cosas que nos pudo pasar como banda, porque de alguna manera nos criamos acá. Es un lugar donde a los grupos que tocan les regalan cerveza y birra toda la noche y no te cobran absolutamente nada. Cuando fuimos creciendo como banda y comenzamos a salir a tocar a otros lados te das cuenta de queque no hay casi otro lugar que se le parezca en ese sentido, generalmente los dueños de locales siempre te están corriendo, cuando acá es todo lo contrario, entonces sentimos que tener este lugar cerca fue una de las mejores cosas que nos pasaron, es algo único.

  Nica: Siempre tuvimos el mismo trato, desde que éramos más chicos y acá tocaban bandas más grandes que nosotros como Victoria Mil y Travesti hasta el día de hoy. Siempre el mismo trato, la misma onda, y eso está muy bueno.

Tifa: es uno de los pocos bares en los que te podés hacer amigo, los dueños de los bares suelen ser los enemigos, quieren la musica pero por una cuestion monetaria mas que por amor al arte, aca es todo lo contrario.

Juanchy: ¡Y si evadís a los centinelas-patovicas podés fumar tranquilo! (risas).

Mark: Yo creo que El Tío influyó además en la música de la zona, porque es el lugar ideal para tocar para las bandas alternativas al circuito tradicional. Además, Gustavo (por el dueño) hace respetar cierto criterio, no pasa que cualquier banda que lleva un demo y deja plata termina tocando. Creo que la movida más alternativa de la zona en ese sentido se formó acá.

¿Cómo fue grabar con Litto Nebbia?

Tifa: Con Litto teníamos un amigo en común: Santi Amor, cantante de Los Champions y co-cantante de Perdedores Pop. En las épocas de La Fiesta de la Forma, Santi nos comentó de que le había mostrado el disco a Litto y que le había gustado bastante, y nosotros logicamente nos pusimos muy contentos. Un día, dos años después, mientras empezábamos a grabar Días Nuestros, Santi nos comentaba que al día siguiente iba a entrevistar a Litto y nos ofreció acompañarlo, y nos recomendó que le llevemos una canción, que seguramente se iba a copar para grabar algo. Llegamos al dia siguiente a la casa, se abrió una cerveza, nos comenzó a mostrar musica, estuvimos toda la tarde. Cuando le comentamos la idea de grabar, se mostró entusiasmado y enseguida se puso a escuchar el disco y a preguntarnos qué queríamos que hiciera. Ahí es cuando te das cuenta que la pasión de él es hacer música y tocar. Terminó colaborando en la canción Los Niños.

  Nica: Además, juntó a él estamos grabando covers para un proyecto suyo, un libro/disco el mersey beat en el que van a grabar Pez, Leo García y La Perla Irregular, por nombrar algunas bandas. Hicimos temas de The Kinks, The Zombies, Chuck Berry, Bob Dylan y los Stones.

Con respecto a la discografía de la banda ¿Habían grabado material antes de lanzar sus dos discos de estudio?

Juanchy: Antes de La Fiesta de la Forma grabamos cuatro ep´s: El último Nectae, Uno de Flores, El Disco Duro y y Las Ciclovacaciones de Pentolato. Estos discos fueron súper experimentales y nacieron de la experimentación entre música, drogas y amigos mientras dejábamos un micrófono prendido. Después era cuestión de seleccionar los 35-40 minutos que tuvieran mas lógica musical y convertirlo en un ep.

¿De qué manera decidieron encarar la producción de La Fiesta de la Forma, su primer álbum? ¿Entienden que hubo una etapa de transición entre este disco y Días Nuestros, el segundo?

Tifa: A La Fiesta de la Forma lo ideamos para que sonara como un ensayo y a la vez como un disco de ambiente. Cuando lo terminamos de hacer sentimos que el producto final estaba bien pero no sentíamos que habíamos llegado al resultado que inicialmente queríamos. Entonces cuando comenzamos a grabar el segundo álbum (Días Nuestros) miramos a La Fiesta de la Forma y dijimos “esto ya lo hicimos”, y sentimos que lo que teníamos que hacer era algo nuevo, otra cosa. No nos gustaba la idea de revancha, la de tratar de hacer otro disco igual que el primero pero de mejor manera, sino que preferimos hacer algo completamente distinto para ver qué pasaba.

Nica: Y además creemos que en la manera de cómo hacer las cosas también entra en juego la creatividad y el arte, hasta incluso en la manera de grabarlo. Creemos que hay igual de creatividad en cómo hacer los acordes y la letra de un tema así como también la forma en la que lo grabás.

Tifa: Por ejemplo, nos pasó de que mucha gente criticó al primer disco por cómo sonaba y a la vez había gente que le gustaba ese estilo desafinado, categorizándonos quizás como banda Lo-Fi, y no es que hicimos eso porque queríamos, sino que nos terminó saliendo eso. Entonces, La Fiesta de La Forma fue lo que fuimos en ese momento pero no por eso es lo que siempre quisimos ser, y fue a partir de ahí que dijimos “vamos a hacer algo mas pro”. No nos gusta quedarnos estancados en en una cosa.

 ¿Cómo podemos entender conceptualmente a su segundo álbum: Días Nuestros?

Nica: Para empezar, el concepto de Días Nuestros es mucho mas amplio que en La Fiesta de la Forma, tanto a nivel producción como en lo compositivo. Estuvo pensado más como una especie de compilado de la música que nos gusta, pasando por varios estilos, dándole a cada canción la atención que necesitaba, sin pensar tanto en un concepto que los englobe.

 Entonces, ¿Se podría decir que el disco no tiene un sentido tan orgánico?

 Nica: es orgánico porque de alguna manera lo que une el disco es nuestro propio gusto musical, así como cuando uno le hace un compilado a alguien. En pocas palabras, es eso.

Con respecto a la producción de su próximo disco de estudio, ¿Qué novedades hay al respecto?

 Nica: Sentimos que va a ser diferente a los otros dos, tanto en la forma de componer como en la de grabar, si bien todavía no sabemos cómo va a quedar porque entendemos que se va a ir dando dependiendo de nuestra situación. La electrónica va a ocupar un lugar importante a la hora de la producción del disco.

 ¿En qué sentido?

A nosotros siempre nos gustó la electrónica, no somos fanáticos del género pero nos parece una herramienta hermosa. Es increíble lo que podés con una pc con máquinas. Si en La Fiesta de la Forma no estuvieron estos recursos fue porque no era la onda de lo que estabamos haciendo en ese momento. Pero actualmente nos encanta programar, usamos hasta máquinas de ritmos para grabar algunos temas en los demos, también usamos el ipad y mucho midi. El nuevo disco se viene más para ese lado.

Juanchy: Además, va a ser un disco mas cancionero, va a estar mas sujeto a la idea de componer canciones simples y concisas y va estar enfocado desde un punto de vista más sanador que los otros discos, espiritualmente hablando. canciones mas simple con letras mas conectadas a nosotros. Va a ser todos temas nuevos, sujetos a lo que estamos viviendo ahora, a diferencia de los dos primeros álbumes que parecían collages de canciones de distintos momentos que pasamos.

 ¿Para cuándo está previsto el lanzamiento de este nuevo álbum?

 Tifa: Actualmente nos encontramos estamos componiendo. el disco saldrá para fines de este año/principios del próximo.

 Para redondear, ¿Qué los motiva a seguir explorando y mutando tanto entre disco y disco?

 Nica: Yo lo comparo con juntarse a jugar al fútbol con amigos, con el tiempo vas cambiando los equipos. A nosotros nos parece mil veces más divertido. No lo cambiamos porque creemos que de esa nueva manera va a ser mejor, sino porque va a ser distinto, y eso es lo que nos importa.

 Tifa: Se podría decir que nuestro género musical propio está sujeto a hacer las cosas siempre diferentes.Los discos que le gustan a los fans ya los grabamos, y siempre pueden volver a ellos. Ahora sentimos que tenemos que hacer algo distinto y en eso todos estamos muy de acuerdo, porque sino no nos interesaría hacerlo, no nos parecería divertido.

 Juanchy: Y siempre desde la locura y con el mismo espíritu… Lo que cambia es el resultado.///

@franzzzzo

EXTRA: Fotos del show, por Juan Curto.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Entrevista exclusiva a Eruca Sativa: Desde Córdoba con distorsión.

Nota publicada el miércoles 29 de mayo en el Suplemento Cultural Yo Soy La Morsa.

Nota publicada el miércoles 29 de mayo en el Suplemento Cultural Yo Soy La Morsa.

Doce menos cuarto de la noche. Parados al borde del andén de la estación de Lanús, Martín  y yo debatimos sobre cosas no tan importantes como el significado de la vida y el devenir del ser humano.  Interrumpiéndonos, un guarda nos informa que no queda más que un tren que nos saque de la tumultuosa e inhóspita Ciudad de las Inundaciones. Nuestra entrevista con los protagonistas de esta nota estaba pactada inicialmente para medianoche. Sabiendo que el llegar a tiempo era una empresa imposible, trato de ubicar a Pablo, el manager de la banda y mi único contacto para llegar a los muchachos. “Por favor, deje un mensaje después del tono”. Sin peor respuesta posible que aquella, me dispongo a desear no haber nacido nunca. La oportunidad de entrevistar a una de las bandas emergentes más importantes de la escena nacional, desperdiciada.  Sin ya nada que perder, nos estamos por retirar de la estación, para volver a casa…

De repente, un halo de luz brillante ilumina nuestras caras: Era el último Roca de la noche, la tan preciada formación que tanto estábamos esperando. Sin pensarlo mucho, nos metimos en el vagón y salimos con destino a Temperley, en donde tendríamos que hacer combinación con el tren destino a Glew, si es que todavía quedaba alguno.

Luego de cuatro estaciones, nos encontrarnos en la gigantesca estación de Temperley, en donde todos los ramales de la Línea General Roca confluyen. Del otro lado del andén vemos un Glew a punto de partir y, más jugados que nunca, nos mandamos dentro. Las puertas se cierran lentamente, y la formación comienza su lenta pero segura marcha.

Medianoche. En medio del trayecto y a la hora señalada para la entrevista intento comunicarme una vez más con Pablo, para decirle que estamos en camino. “Por favor, deje un mensaje después del tono”. La voz de la contestadora aturdió mis oídos una vez más, dejando en claro de una vez por todas que este viaje parecía ser en vano. Lo peor era que más allá de que no llegásemos ni a realizar la entrevista ni a poder acceder al show, no tendríamos forma de volver a casa, quedándonos varados hasta que el transporte público volviese a funcionar…

Luego de pasar por la estación de Adrogué, el tren se para,  y un cartel nos indica que efectivamente estamos en Burzaco. Sin saber si lo que vamos a hacer tiene algún sentido, nos bajamos y nos disponemos a buscar el famoso Teatro Independiente.

Doce y veinte de la noche. Luego de ir dando tumbos por las calles aledañas a la estación, nos topamos con un grupo de fans de la banda que nos indican cómo llegar al lugar en cuestión. Resulta que el Teatro Independiente no le debe su nombre a una cuestión meramente under, sino que se llama así ya que pertenece al Club Atlético Independiente de Burzaco. Dirigiéndonos hacia la calle Pellegrini, las ansias comenzaban a subir…

Parados a la altura 557, llegamos a lo que parece ser la entrada del club. Entre muchas caras está la de Pablo, que me recibe cordialmente y, pese a que llegamos media hora tarde, me avisa que está por ir a buscar a los muchachos para hacer la nota. Mientras nos volvía el alma al cuerpo, hacemos tiempo disfrutando del show de Utopians, que está tocando la canción que da nombre a su último trabajo y que define muy bien la esencia de la emergente banda: Trastornados.

De pronto, allí están ellos: Los Eruca Sativa: Lula Bertoldi (guitarra y voz), Brenda Martín (Bajo y Coros) y Gabriel Pedernera (Batería), luciendo unas descomunales sonrisas. Saludándonos, nos invitan a pasar a la suerte de camarín que el club ofrece a los artistas cada vez que un show se realiza en sus instalaciones. Mientras Utopians sigue sonando de fondo, el grabador se enciende…

El autor destaca una gran humildad por parte de los integrantes de la banda.

En sus composiciones encontramos un nivel de complejidad musical que suele estar por encima de la media de bandas de rock argentino de la actualidad. ¿Por qué creen que sus canciones pegaron en el público sin la necesidad de estar limitadas musicalmente?

Lula: No sabría decirte si  el resto de las bandas son limitadas. Creo que cada banda tiene un lenguaje, el nuestro es este. Encontramos nuestra forma de expresarnos tanto lirica como musicalmente. Por momento si, capaz que somos complejos, utilizamos cosas que quizás no se suelen usar. Y es forma parte de nuestro lenguaje, ahí encontramos nuestra personalidad. Me parece genial que haya bandas para todos los gustos, y está bueno esa variedad  que a la gente le guste una banda que no utilice arreglos como los nuestros y una que si lo utiliza como la nuestra.

¿Consideran que a las bandas del interior no les queda otra alternativa que migrar a Buenos Aires para emerger del under?

Gabriel: Depende, me parece que el camino de cada banda depende también de los objetivos que se planteen. No es necesario nada, ni mudarse ni quedarse. Depende de lo que vos quieras para tu carrera y para el grupo, no solo humano, sino profesionalmente. Si vos querés seguir tocando en el mismo pueblito al que pertenecés, es completamente válido y es una propuesta artística totalmente válida. Por lo menos, en nuestro caso, decidimos que agotamos todos los recursos posibles que teníamos en Córdoba, y decidimos inventar el cambio, inventar otra ciudad, inventar otro público, implementar otra forma de laburo,  y poner nuestra sede de trabajo en Capital Federal. De todas maneras, seguimos viajando mucho por todo el país, que eso también lo hacíamos cuando estábamos Córdoba.

 

Sonrisas. Esas nunca faltan en los shows de Eruca Sativa.

Sonrisas. Esas nunca faltan en los shows de Eruca Sativa.

¿Por qué decidieron llamar “Blanco” al disco?

Brenda: El término “Blanco” surgió bajo la idea de que tenga un múltiple mensaje. Nos gustaba la idea del blanco como de limpio, como estar en cero, en armonía, como cuando uno nace: es decir, estar sin nada. Y después, cuando uno se va transformando, se va convirtiendo en un blanco de tiro donde te apuntan un montón de cosas, como los medios, la información, y un montón de condicionamientos como la familia, la sociedad y la cultura. También está la idea de tener la mente en blanco. Pero volviendo a la idea de “blanco” como sinónimo de estar en cero, cuando nosotros tratamos de mirarnos desde afuera, sentimos que estamos terminando una etapa, y que estamos como en cero, y tiene que ver con eso, con empezar algo nuevo, lo que se viene.

ERUCA_ESTUDIO_DRAG_ICE_2-1-baja

Vienen de tocar en Las Flores en el marco del festival Bike Skater Rockea, ¿Qué balance hacen del show?

Brenda: ¡Estuvo buenísimo! Fue una experiencia re linda, estuvimos en Luján primero, y después en Las Flores, y próximamente vamos a estar en alguna otra fecha de esas. Estuvo muy bueno ser parte, que nos tengan en cuenta para formar parte de esta grilla, y nos permite a  nosotros también tocar para un público que capaz no nos iría ver en otras circunstancias. Los eventos son abiertos a todo público, van muchos chicos y adultos y de todo tipos de ambientes.

8885_n

¿Qué se sintió compartir escenario junto a Fabi Cantilo dentro de este festival?

Lula: Bueno, eso estuvo increíble, eso fue el primer día, en Luján. Y  pegamos tanta buena onda que quedamos para el fin de semana siguiente en Las Flores. Con Fabi estuvimos tocando un tema juntos y estuvo buenísimo. Nosotros la admiramos mucho ella, es una de las mujeres íconos del Rock Nacional, y fue muy importante para nosotros. Pensamos que algo especial  hizo en la vida para que compartamos escenario con una referente como Fabi. En sí estuvo muy bueno, y lo disfrutamos un montón.

¿Tocaron alguna vez en zona sur?

 Brenda: En Zona sur tocamos varias veces. Uno de los primeros lugares en los que tocamos en Provincia fue en Lanús, tocamos en Summun Bar. También tocamos en Adrogué y Quilmes.

¿Cuál fue el show que mejor recuerden tocando por estos lados?

Gabriel: Yo creo que cuando habíamos tocado en el otro Peteco´s, en Adrogué. Fue la segunda o tercera vez que tocábamos en el Sur y la verdad es que estuvo muy bueno, siempre que venimos nos reciben muy bien.

Foto: debrown.com.ar

Foto: debrown.com.ar

 ¿Qué nos pueden adelantar sobre el futuro de la banda?

Gabriel: Tenemos muchas ganas de seguir tocando este disco que salió hace muy poco, creemos que no lo hemos tocado lo suficiente. Blanco salió recién en noviembre del año pasado y creo que aún le queda un largo camino. Tenemos muchas ganas de tocar y seguir tocando y llevando nuestra música a todos lados.

Terminada la entrevista, los chicos nos saludan afectivamente y nos agradecen por la posibilidad de haber realizado la nota. Con la enorme humildad que caracteriza a estos tres chicos del Interior, se van a terminar de ver el show de Utopians que, en palabras de Lula: “Está buenísimo”.

Martín y yo nos disponemos a seguir a los chicos, y nos vamos al sector del teatro, en donde los Utopians están quemando sus últimos cartuchos…

Utopians es una de las bandas que, junto a Eruca Sativa, están liderando la escena under y no tan under del Rock Argentino. Conformada por Barbi Recanati (cantante y guitarrista) Gus fIocchi (guitarra), Larry Fus (baterista) y Mario Romero (Bajista), Utopians viene girando desde 2005. Han sido invitados a tocar en Inglaterra, Francia y España. En 2012, bajo la producción de PopArt lanzan “Trastornados”, su más reciente placa, la cual los catapultó a ese estado transitorio entre lo más alto del under y los cimientos del mainstream.

Foto: debrown.com.ar

Utopians haciendo vibrar el Independiente. Foto: debrown.com.ar

Una y media de la madrugada. El show de Utopians llega a su fin, y con él comienzan a crecer las expectativas por el inminente comienzo de la presentación de nuestros protagonistas. Mientras los plomos terminan de acomodar los instrumentos y probar sonido, Martín se va acomodando entre las primeras filas para capturar las fotos que acompañan esta nota.

De pronto, vemos aparecer a Lula, Brenda y Gabriel, y el público se deshace las manos en aplausos para recibirlos. Una vez acomodados, y con Fuera o Más Allá (el tema que abre el disco “Blanco”) como apertura, el ritual de La Carne se inicia…

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

El show contó con las canciones más influyentes en la historia del grupo, un cover y la reproducción de todas las piezas de su flamante tercer álbum: Blanco.

——————————————————————————————————————————————————————————————————————

 Estilos e influencias

Escuchando a Eruca Sativa podemos encontrar aires a Rock progresivo, Grunge, Funk y riffs que nos recuerdan por momentos a Led Zeppelin y a muchas bandas de Rock Clásico.

Ellos mismos definen el estilo musical de la banda como Rock de Fusión. Fusión en el sentido de integrar más de un género musical a la personalidad del grupo. Otra de las características distintivas de Eruca es el constante cambio de tempo en sus canciones.

Aquí podemos trazar un paralelo con el significado del nombre de la banda: Originalmente, el grupo se llamaba Oruga, bajo los conceptos de cambio y transformación en los cuales  la banda se veía constantemente sometida. Como no les gustaba mucho, decidieron cambiarlo por Eruca Sativa, que es el nombre científico de la rúcula, aquella planta que en algunos países se conoce como oruga.

En lo estilístico, Lula es la encargada de crear las distorsionadas e impulsivas melodías que definen el eléctrico estilo de la banda. Sus riffs son de una carga muy pesada y son los culpables de que las canciones de Eruca posean tanta onda y una personalidad tan particular.

ec84d4b38aa46d8d4adfdeca770d5f88o

Otra de las características distintivas de Eruca Sativa son las poderosas líneas de bajo a cargo de Brenda que no solo se encargan de dirigir rítmicamente el espíritu de la banda, sino que se apoderan de tus oídos convirtiéndose en el instrumento principal de muchas composiciones del grupo, puesto que suele estar siempre ocupado por la guitarra en la gran mayoría de las bandas de la escena nacional.

brenda-martin

Mención aparte por la destreza de Gabriel frente a los parches. Este niño prodigio que comenzó a estudiar batería a la temprana edad de ocho años cuenta entre su extenso CV la dicha ser  músico de cesión, al haberse desempeñado en grupos de Jazz, Pop, Rock y Folclore. También es profesor de batería productor artístico de diversas bandas de Pop y Rock.

gaby pedernera 2

——————————————————————————————————————————————————————————————————————

Comienza a sonar Eco, segunda pieza de Blanco y segunda canción del show, que entra perfectamente sincronizado con el final de Fuera o más Allá. De repente,  Se hace un breve silencio. Pasados unos segundos, comienza a sonar el ascendente riff de La Carne, aquella canción que supo ser el primer hit de la banda y que da nombre a su primer disco. Un bipolar cover de Eleanor Rigby de Los Beatles ensombrece a la vez que electrifica a todas las almas que copan el Independiente, con una Lula que, aunque canta en el idioma original de la composición firmada por Lennon/MacCartney, lo hace con una rabia tal que parece que hablara en su lengua materna.

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

Guitarras de cartón es otro de los highlights de la noche. Cantado a dúo con Fito Páez en la versión de Blanco, es una bella obra compuesta bajo un aura melancólica que pareciera narrar una infancia muy lejana en el tiempo. Una Lula totalmente desgarrada canta: “El futuro y la memoria/ Van pisando nuestros pasos /Nada queda más que espacio y/ Vuelvo a mi”. Un bajo ultra funky marca la entrada de El Balcón. Mientras Brenda y sus cuatro cuerdas se encargan de marcar el frenético impulso que lleva adelante a la banda, Lula frasea al ritmo de “En este ritual de poseer/Hay que bailar para tener”. De esta forma los Eruca hacen saltar al carnívoro pogo ubicado contra la valla de seguridad.

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

Una intro marcada por un bajo nuevamente protagonista, pero esta vez bien metalero  hace saltar a todo el público, que ya sabe lo que se aproxima: Magoo, una de las canciones más representativas de la banda, y el gran hit que podemos encontrar en ES, su segundo álbum de estudio. Luego de escuchar los clásicos de discos anteriores como Quemas y Para Nadie, se aproxima el bis final que cerrará tan eléctrico show: Desdobla.  Sin dudas la canción más poguera de la banda, con un frenético ritmo  a pura velocidad, con una Lula totalmente sacada que exige  a los cuatro vientos:  / Para hacerlo a mi manera”.

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

 ——————————————————————————————————————————————————————————————————————

Tres y veinte de la madrugada. Luego de finalizado el show, los muchachos se acercan al público y hacen la típica reverencia de despedida y, antes de retirarse, se disponen a regalar sus púas y palillos. A Gabriel le llegué a gritar “Tirame un palo, Gabi”, a lo que me revolea uno de sus DT Music, el cual es atajado por un pibe que estaba justo delante de mí. “En otra será”, me dije a mí mismo y a Martín, quien estaba más contento que un nene en una juguetería, con sus más de cien fotos capturadas.

El público, más que satisfecho, comienza a desaparecer del Independiente, y entre esa marea de gente no faltamos nosotros. Luego de una noche a puro rock en la que no faltó nada, nos disponemos a marcharnos a casa, pero sin olvidarnos que siempre va a haber otro mundo fuera o más allá...

——————————————————————————————————————————————————————————————————————

No te pierdas la galería de fotos del show de Eruca Sativa en Peteco´s. Fotos por Martín Ibarra.

Duke’s Band: Cinco músicos de Monte Grande le rinden tributo a Genesis.

Scan_Pic0001

Duke´s Band es un grupo musical encargado de rendirle triubuto al Genesis de la época dorada del Rock Progresivo, la cual abarca el período de fines de los 60´s a 1975, aproximadamente, y que conjuga lo mejor de la música sinfónica, el jazz y el rock conformando un producto totalmente innovador para aquella época. El término “progresivo” hace alusión a la progresión armónica que podemos hallar en la composición de las canciones, y que son marca registrada de este subgénero musical.

 

Read More

Esclavos del Séptimo: La tradición del Blues persiste.

 Cuatro jóvenes de Luis Guillón y Monte Grande se encargan de mantener  vivo al Blues en lo profundo del Conurbano.

En un café de Monte Grande, bajo un ambiente sobrio  y con aires que remontan a esa esencia tanguera de principios del siglo XX que hoy se hermana con el Blues, me encuentro con  los muchachos de Esclavos del Séptimo: Damián Suarez (voz y segunda y guitarra), Nicolás -Rober- Roberto (primer guitarra y coros), Diego Azario (Bajo) y Lucas -Toto- Di Biase (Batería). Estamos sentados  tomando algo y hablando sobre sus próximos ensayos, de cara al concierto que darán el viernes 7 de septiembre en El Viejo Correo, en la localidad de Temperley.

Damián, Diego, Toto y Rober.

 ¿Cuándo y cómo nace Esclavos del Séptimo?

La banda  – cuenta Damián- comenzó cuando todos estábamos en la secundaria, a principios de 2008. Unos amigos míos que eran hermanos  tuvieron la idea de armar un grupo, y me llamaron para tocar la guitarra. Como nos faltaba un baterista, le ofrecí  el puesto  a Toto, el aceptó enseguida  y empezamos a tocar. Seis meses más tarde, los hermanos deciden irse,  dejándonos a la deriva. Nos faltaba conseguir a otro guitarrista y a un bajista. Había un guitarrista más en la secundaria, pero no nos llevábamos con él, aunque sabíamos  de sus gustos musicales. Así que un día pensé en él y le dije a Toto: “digámosle a Rober” (por Nicolás Roberto). Lo llamamos para la audición, vino y dijo “Miren que no se tocar muchos solos,  se éste nada más”. Me acuerdo que lo dijo como si no supiera tocar bien. Luego, agarró la guitarra ¡y se  puso a tocar perfectamente  el solo de Stairway To Heaven! (risas). En ese momento  yo estaba aprendiendo guitarra con un profesor que era muy blusero, sus gustos musicales me influenciaron  al toque, ahí es cuando le recomiendo este profe a Rober, y el tampoco  tardó mucho en inspirarse en Ariel, el profesor. Aún nos faltaba un bajista, fue entonces cuando decidimos llamar a un amigo que nos venía a ver siempre a los ensayos, Diego. Al momento de tocar, a Rober y a mí lo primero que nos salía era Blues, gracias a la influencia de Ariel, y como Diego y Toto sabían tocar este estilo dijimos, “Listo, hagamos Blues”.

¿Cómo surge el nombre de la banda?

Un día, -dice Toto-  estábamos en mi casa, y le dije a Damián: “Pensemos en un nombre que tenga que ver con el Blues”.  Se sabe que la séptima nota del acorde de una canción es la que produce que dicha obra suene a Blues. Entonces, el concepto “séptimo” vendría a ser sinónimo de Blues. El tema de “Esclavos” tiene que ver con los esclavos africanos que migraron a Estados Unidos durante el siglo XIX, los cuales, mezclaban su canto triste y melancólico con ritmos provenientes de su tierra. Además, Diego comenta que el nombre también les sirve para expresar su fidelidad hacia este género fundacional, “somos esclavos del blues”.

¿Cuáles son sus influencias más grandes?

Sin duda, – explica Diego-  nuestra influencia nacional más importante es Pappo. Me acuerdo que al principio, en los shows, parecíamos una banda tributo al Carpo (risas). También nos gustan Eric Clapton, B.B. King, Jimi Hendrix, The Beatles y Spinetta.

El 7 de septiembre se están presentando en el Viejo Correo, ¿Cómo se están preparando para el show?

Nos venimos preparando a full, -cuenta Rober- todavía nos quedan dos ensayos más. La idea es ir  adelantando lo que será nuestro primer disco, que saldrá a fin de año. Nos encanta tocar en vivo, el público casi siempre nos pide más temas. A veces hasta tocamos algún rock and roll y la gente se copa y se pone a bailar.  Nos gusta que reine la buena onda en los shows, que la gente  nos pueda escuchar mientras  se toman una birra.

 Franzil

Fotos: Wendy Miller