Entrevista al crítico cultural Daniel Molina, figura crucial de la comunidad cultural twittera.

 
  Daniel Molina se desempeña como crítico cultural,  y actualmente dedica gran parte de su labor a la crítica de artes visuales, publicando regularmente para los diarios Perfil, La Nación y Clarín.
   Se licenció en Letras en la Universidad de Buenos Aires con promedio de nueve, logro tal que lo hizo merecedor de un Diploma de Honor otorgado por la Universidad. Fue Director de Cultura de la Universidad Nacional General Sarmiento y editor cultural en varias revistas y diarios de Buenos Aires: El Porteño, Fin de Siglo, Crisis, El Cronista y diario Clarín, en el cual se ha desempeñado de manera fija entre los años 1992 y 2003. Ha publicado cientos de artículos sobre arte, literatura y cultura; especialmente sobre literatura y arte argentino del siglo XX y sobre ideas, arte y tendencias culturales del último medio siglo a nivel mundial.  Además, Daniel dirige el Área de Letras del Centro Cultural Rector Ricardo Rojas desde 1989. 
   Desde ese mismo año, Daniel dicta regularmente varios cursos sobre arte y literatura en universidades públicas y privadas como en la UBA, y en la Universidad Di Tella, entre otras. Ha dictado conferencias en varios encuentros culturales y congresos, tanto en la Argentina como en Brasil.
Actualmente, Daniel es el encargado de la recientemente creada área de Cultura Web del C.C. Ricardo Rojas, la cual  tiene como objetivo convertirse en un espacio de reflexión sobre la vida virtual. En palabras del propio Daniel: “Desde la difusión y masificación de Internet nos hemos convertido en seres anfibios: vivimos a la vez en el mundo de los átomos y en el mundo de los bits. La Web es hoy otra ciudad que habitamos; y al igual que la ciudad del mundo de los átomos tiene también sus leyes, sus estilos, sus posibilidades y sus limitaciones. En Cultura Web tratamos de pensar este nuevo mundo en el que ya vivimos”.
   Twittero prolífero, Daniel ha obtenido cierto reconocimiento gracias a las redes sociales, debido al gran interés que causan los contenidos publicados en su cuenta de Twitter @rayovirtual, la cual cuenta actualmente con más de veinte mil seguidores y más de ciento veinte mil tweets publicados. Desde citar directamente a Nietzche, McLuhan y  a muchos otros autores, hasta condensar ideas en menos de 140 caracteres en donde la ironía parece ser marca registrada del rayovirtualismo, Daniel nunca deja de concluir en que la humanidad se encuentra en constante avance… ¡Alegría!
 
428235_10200354305399615_283168791_n

  ¿Cómo nació la cuenta @rayovirtual?

En 2007 creé mi primera cuenta: @danielmolina. Poco a poco, Twitter me empezó a parecer muy superfluo, el twit promedio que leía era el del tipo “Me voy a Miami a comprar una tabla nueva de surf”. Solía seguir a muchos de mis alumnos, para esa época no lo usaba mucha gente.

En 2009, cuando todos empiezan a hablar de Twitter y del fenómeno de las redes sociales, le doy una segunda oportunidad. El nombre @rayovirtual surge porque esta vez ya estaba ocupada la cuenta con el nombre @danielmolina, y  dije “me voy a crear un superhéroe”. Todos los nombres que probaba me daban “rechazado”. Probé con @rayovirtual y fue el primero que salió aceptado, así que se dio por una cuestión de descarte.

  ¿Por qué Twitter tiene un nivel de repercusión tan alto?

Twitter tiene un nivel de repercusión que no tiene nada, te doy un simple ejemplo: Yo fui editor del Suplemento Cultural de Clarín entre 1992 y 2003. Todos los números tienen alguna nota mía y debo de haber escrito una nota de tapa por mes. En una época también escribía en la contratapa, que estaba entre las secciones más leídas del diario. Me leían en la radio con frecuencia, como Fernando Bravo, que lo hacía en el horario de la vuelta. El suplemento salía el domingo y vendía 1.200.000 ejemplares, que es un público de 4.500.000 de personas, aproximadamente. Y hoy soy más conocido en Twitter, con mis  20.000 seguidores, que en aquella época. Hay una cosa que no le juega a favor al diario: Es muy frío, aunque aparezca una fotito con tu cara no aparecés vos realmente. En cambio, en Twitter estás vos y opinás con la gente. Otro ejemplo: Hace poco me ofrecieron conducir el programa “Los Futuristas” que se va a transmitir en el Canal de la Ciudad -actualmente en etapa de producción- y  eso me lo ofrecieron porque tanto el director del canal como el editor me siguen  en Twitter y me dijeron “Tenés que trabajar con nosotros”.

Una de las claves del éxito de Twitter es que permite la horizontalidad, el interactuar y responder a todos los usuarios que se comuniquen con vos. Esta red social me ha demostrado que el mundo es mucho más ancho y diverso de lo que pensaba. No solo cambia nuestra tecnología,  sino también nuestra forma de concebir al mundo: Si bien la charla que estamos teniendo ahora es física,  nos contactamos gracias a una conversación que tuvimos dentro del mundo virtual.

DSC00083

Cualquier seguidor tuyo sabe que solés escribir sobre ese paralelo, entre el mundo de los átomos y el mundo de los bits.

Sí, y sostengo que, aunque muchos crean que el mundo físico es el único real, el mundo virtual también lo es, en tanto ha sido concebido a partir del mundo físico.

Hace no mucho fui testigo de una de las escenas más operísticas que vi en mi vida, y que me parece perfecta para ilustrar este tema: Yo estaba viajando en colectivo, yendo al Malba (el Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires). Una chica que estaba sentada al lado mío estaba llorando mientras hablaba por teléfono con alguien que podría ser su novio. Muy cerca de ella estaba un pibe vestido de traje, que se ve que iba para la Facultad de Derecho. El chico también estaba hablando por teléfono, encima que hablaba a los gritos  le estaba contando sus andanzas sexuales a un amigo… A todo esto el colectivo estaba repleto. Cuando la chica rompe en llanto luego de cortar con su novio, el pibe saca un pañuelo de su bolsillo y se lo acerca para que se limpie las lágrimas, todo esto sin dejar de contarle a su amigo lo buena que había sido su compañera sexual en la cama. Acto seguido, la chica le agradeció por el pañuelo. Mientras esta situación tenía lugar, yo, como testigo, iba reconstruyendo contextos: Supuse que el novio la estaba dejando a la chica, es decir, algo le estaba pasando que tenía que ver con el amor, y entre ella y el muchacho del pañuelo ellos hubo una relación de átomos: Al compartir ese pañuelo tuvo lugar una relación física que fue causada por una relación llevada a cabo en el mundo virtual. Ahora, ¿Qué fue lo real? ¿Las relaciones virtuales que estaban llevando a cabo a través del teléfono o la reacción de átomos que hubo entre los protagonistas al compartir un  pañuelo? Ambas: De ahí mi teoría de que somos seres anfibios, convivimos en dos terrenos distintos, y conforme avanza la tecnología habitamos en mayor medida el mundo virtual.

   ¿Qué entendés por Cultura Web?

Cuando comenzamos a producir el área de cultura web en el Centro Cultural Rojas pensamos muchos nombres, como cultura digital, por ejemplo. Pero llegamos a la conclusión de que lo que en realidad nos interesa es la web en sí. Desde 2005, mucho antes del auge de Twitter, que venimos trabajando en esta área, bajo la premisa de la existencia de un Centro Cultural en la web.

Nos interesa internet como una especie de hipercerebro que conecta neuronas, y eso tiene que ver con el pensamiento de que las ideas son patrimonio de un conjunto, que es la sociedad. Las personas que consideramos “inteligentes” son aquellas que logran verbalizarlas o darle una forma de transmisión para que los demás nos enteremos y que logran unir en conjunto una energía,  energía que todos elaboramos. Cuando interactúa en conjunto la energía creativa de la humanidad todos estamos aportando.

Si creo que hay gente que puede condensar la energía más que otros, y algunos de ellos fueron y son personas geniales, como Borges.

  Como crítico cultural, ¿Creés que estamos en una etapa de transición a nivel sociocultural?

Yo creo que entramos en una etapa en la que todo es transmisión, no en una etapa en transición a otra cosa específicamente, sino que nos acostumbramos a que ciertas cosas y procesos tengan un ciclo de vida muy corto: Algo nace, dura y se acaba prontamente. Voy a decir algo horrible: Twitter también va a terminar, y más pronto de lo que pensamos. Eso sí, no tengo idea de cuándo, si lo supiese sería el próximo millonario (risas).

Yo creo que una de las cosas en la que nos educó internet es que todo pasa. Hay casos particulares que desde los inicios de Internet hasta hoy perduran, como Google: Hoy decís Google y es igual a decir Internet, es mucho más que un motor de búsqueda.

pic300_4770_82f5b0a89fef952aa4783a029816fc26

  Uno de los tweets tuyos que más me llamó la atención reza: “Soy gay, liberal y ateo. Apoyo la educación pública de calidad, la legalización del aborto y de todas las drogas”.

Soy liberal. Lamentablemente, decirlo y que te saquen de contexto es sinónimo de que te empiecen a relacionar con Alsogaray en la década del 60 apoyando los golpes de estado, con Pinochet y un largo etcétera.

Por un lado estoy de acuerdo con la economía liberal, que el estado intervenga lo menos posible en la economía, y que cuando lo haga sea para efectuar contrapesos a rapiña y para que haya igualdad de oportunidades al comienzo Sí creo en la intervención estatal en  la educación, por ejemplo. Considero que el Estado debe abrir posibilidades a nivel social, como mejorar el nivel de salud. Con respecto a las drogas, aclaro que no consumo ninguna de ellas, ni siquiera fumo cigarrillos, debido a que tengo problemas de Epoc, pero sí creo que deben estar reguladas como lo están las drogas legales, como el alcohol y el cigarrillo. Es decir, controladas por el Estado. Hay drogas que deberían tener poca regulación, como la marihuana que, no jodamos, es más parecida a la cerveza que a la heroína  y otras que tendrían que estar mucho más controladas como la cocaína  y las drogas de diseño en general. La gente que demoniza a la droga bajo el argumento de que drogándote tenés más posibilidades  de cometer un delito, como accidentes de auto, debería considerar que consumiendo drogas legales (como el alcohol) se corre el mismo riesgo.

  Eso vendría del lado de los moralistas…

Sí, y  con respecto al argumento de que la droga ilegal  hace daño, el cigarrillo también hace daño, como el alcoholismo, que es una enfermedad social muy jorobada. Tomar sol en exceso produce cáncer de piel, ¿por eso se supone que deberíamos prohibir las playas? Creo que eliminar la prohibición tiene como mayor beneficio eliminar el narcotráfico, la mafia, que es lo peor de la prohibición. El narcotráfico solo es posible si la droga es legal, y eso está demostrado claramente: Nadie se mata por conseguir cerveza trucha. Si la droga se hace legal la humanidad tendría muchas más ventajas: Las empresas a cargo de la producción, distribución y venta del producto van a pagar impuestos como sucede con todos los productos de consumo, por lo cual va a entrar en la economía mundial una cantidad enorme de dinero, por ejemplo, si se legalizara en Estados Unidos estaríamos hablando de una inyección del 20% de riquezas a su economía, además, bajaría el precio de la droga, por una cuestión de oferta y demanda.

Y como factor más importante, que es el humano, los grandes laboratorios a cargo de la producción de la droga controlarán la calidad del producto, por lo que habrá muchos menos muertes a causa de esta. Se debe tener en cuenta que la droga va a ser de buena calidad, no va a estar cortada con vidrio, como suele suceder. Los problemas de salud van a ser más controlados, ya que actualmente hay muchos consumidores con problemas relacionados a su adicción que no van al médico por temor a que los metan presos, lo mismo que sucede con el aborto clandestino.

  ¿Qué argumentos te llevan a apoyar la legalización del aborto?

Cuando se produce un embarazo hay un ser vivo dentro del cuerpo de una mujer,  que  alguna vez será independiente, pero mientras tanto será estará dentro de ella, esto es un gran debate, si el feto es un ser vivo o no, nadie lo sabe, pero mientras tanto lo único que sabemos es que no podemos saberlo y que esa “persona” es muy distinta a lo que llamamos persona luego de que nace, también pasa una cosa, el ser que posee ese embarazo también es una persona, y si no quiere seguir con el embarazo tiene a derecho de hacer lo que quiera con su cuerpo, es como que a vos te sale un quiste en la mano y yo te digo que te me gusta cómo te queda y te impido a que lo amputes, ¡Pero si es tu cuerpo! Vos podés en todo caso, darle bola a ella, pero es el cuerpo del otro y uno tiene que tomar decisiones sobre su propio cuerpo. Si vos hablás de asesinar niños, estás embarrando el asunto, porque no podemos hablar de “niños”, además, no se  está asesinando a nadie, se está interrumpiendo la posibilidad de que una vida se desarrolle y nazca, eso sí es innegable. Yo estoy a favor de la completa libertad de la mujer en este sentido, no me parece que haga falta que la mujer sea violada y posteriormente embarazada para que reclame su necesidad de abortar.

Las estadísticas de UNICEF y de la  ONU de principios del siglo XXI afirman que los países en donde el aborto está permitido (como en ciertos estados de Estados Unidos) hay menos abortos que en los países en dónde esta práctica está prohibida, como sucede en Latinoamérica.  Es decir que la prohibición no termina con el aborto, tal cual como sucede con las drogas. Si  la mujer quiere interrumpir el embarazo aunque no le esté permitido lo hace de todas maneras, aunque en pésimas condiciones de salubridad y con altas posibilidades de morir.

En resumen, creo que si uno no puede ser dueño de su cuerpo nunca será libre, es más, siempre será un esclavo de la sociedad. Este es un principio liberal, y yo creo en él.

DSC00085

Franzil

@srfranzzo en Twitter

Anuncios

Entrevista a Daniel Gilardi.

  Un músico multifacético y un docente del conurbano.

Daniel Gilardi

¿Cuáles son tus influencias más grandes?

Bueno, para empezar, estoy muy influenciado por el pop americano, de la mano de grandes artistas como Jason Mraz y John Mayer, aunque sin perder nuestras raíces latinoamericanas, como el candombe y el bossa nova. Jorge Drexler y Pedro Aznar son dos de mis músicos preferidos.

¿Cuándo y cómo nació tu carrera solista?

Corría el año 2010 y  me encontraba en dos proyectos musicales bastante distintos, tocaba el bajo en Perro Bocha (reconocida banda de Pop-Rock de Monte Grande) y en Rotas Cadenas (agrupación con aires folclóricos y rockeros). A la vez estaba componiendo canciones  que no podía incluir en esas bandas, al poseer un estilo muy romántico. Así es como me inicié como solista, lanzando un EP de 4 canciones, que di a llamar “Corazón  la deriva”. Ese mismo año se disolvió Perro Bocha, y en 2011 me voy de Rotas Cadenas. Inmediatamente decidí abocarme de lleno a mi carrera solista, la cual fue obteniendo influencias musicales de aquellas dos bandas anteriores, a eso debemos sumarle la inclusión de diversos ritmos como el bossa nova y el candombe. Se puede decir que se creó  una mezcla de diversos estilos, pero siempre matizados bajo el pop/rock.

Read More