Camus Rock: Cuando el hard rock conoció al grunge

camus_ep

Vienen girando desde hace tres años, y no hay espectador de sus intensos shows en vivo que no quede impactado ante el desenvolvimiento del grupo en el escenario. Rodeados de un aura de misterio y misticismo que por momentos recuerda a Led Zeppelin, Camus no se conforma solamente con ser uno de los mejores representantes del eterno revival de los 70´s, sino que fusiona lo mejor de esta década con varios elementos del rock alternativo, quebrando barreras espacio-temporales a base de virtuosismo musical y una fuerza creativa arrasadora que se conjugan entre la psicodelia y la distorsión.

 

  Riffs aplastantes de la mano de Santino Kazlauskas se enredan simétricamente entre los falsetes de una gutural Leticia Lee montados al galope de un caballo esquizofrénico y pasado de rosca parido por el núcleo rítmico de la banda, compuesto por el baterista Ignacio Cuneo y el bajista Ivo Wozniuk.

Delirios existenciales se suceden unos tras otros en los tracks que conforman a Mandrágora, el primer y hasta ahora único LP lanzado por el grupo. Quizás sean sus letras el único espacio idóneo para trazar un paralelo entre la impronta de la banda y la del escritor existencialista Albert Camus, ya que sus integrantes aseguran no haberse basado en el nombre del autor a la hora de bautizar al grupo.

La banda, que viene de encabezar la última fecha del ciclo Estación Contracultural que se lleva a cabo cada mes en Cultura del Sur, responde a través de su guitarrista todos los interrogantes de Yo Soy la Morsa en esta completa entrevista.

 

  ¿Cuándo nace Camus? ¿De dónde provienen?

Leticia y yo nos conocimos de casualidad a través de Internet. Yo escuché la banda anterior en la que ella estaba –Experiencia del Alma–  y me voló la cabeza su manera de cantar. Obviamente, lo primero que pensé fue: “tengo que afanarme a esta cantante”.  Por suerte para mí, ella también había escuchado la banda en la que me encontraba y le había encantado lo que hacíamos.  Ambos nos encontrábamos dejando nuestros grupos, así que desde el primer momento que conversamos la idea fue armar proyecto nuevo, ya que por otra parte las influencias eran las mismas. Luego llamamos a Ignacio Cuneo que era batero en mi banda anterior, con quien tenía mucha afinidad, y por último convocamos a Ivo Wozniuk. Es así como en 2011 se conformó la primera formación de Camus.

Si bien cada uno es de distintas zonas, nos consideramos oriundos del barrio de Saavedra, donde tenemos nuestra sala de ensayo.

 ¿El nombre de la banda es una referencia al escritor? Si ese es el caso, se sienten influenciados por sus escritos?

Ponerle nombre a una banda es una tarea muy difícil. Después de barajar varios nombres nos gustó mucho “Camus” porque sonaba a nombre propio. Es un nombre con  varios significados. Nos han consultado si el mismo venía por el escritor y también nos preguntaron en varias ocasiones si hacía referencia al personaje de los Caballeros del Zodiaco Camus de Acuario, lo cual nos causó mucha simpatia. Además el nombre tiene varios significados en latín , uno de ellos es “boca” y otro es “bozal”, donde se genera una contradicción muy interesante. En cuestión, como mucha gente le da un significado distinto decidimos que no es un homenaje a nadie en particular si no que preferimos que cada uno le de el significado que mas le guste o le divierta.

 

  Desde la sonoridad y la estética que rodea al grupo se puede vislumbrar un aura más bien setentosa, ¿Qué los llama a revivir este imaginario?

Todos crecimos escuchando bandas de los 60´s y los 70´s, grupos como Zeppelin, Purple, Black Sabbath, Yes…  siempre nos llamó la atención el  aura de misticismo  que generaban y  tanto su música como su estética nos marcaron muy fuertemente.

   

  Además de las citadas, ¿Cuáles son sus bandas preferidas?

   En este momento las bandas que mas nos gustan son Audioslave, Stone Temple Pilots, Dead Weather y Band of Skulls.

 

  Escuchando Mandrágora nos encontramos ante un álbum con grandes valores de producción y de calidad compositiva, ¿Cómo fue el proceso de creación y grabación del disco?

La grabación de Mandrágora fue en su momento bastante estresante, pero ya concluida la vemos con mucho cariño y hasta con un poco de gracia.

Se podría decir que empezamos a grabar el disco por casualidad: Sirso Iseas, el productor del álbum escuchó un EP nuestro y nos convocó a una reunión en donde nos ofrecía grabar dos  temas a modo de prueba. Una vez que grabamos la cantidad de temas pactados,  Sirso nos tiraba preguntas como “¿Por qué no graban uno mas? “ hasta que cuando iíbamos por el sexta canción, le preguntamos cuántos temas íbamos a grabar, a lo que respondió: “Estamos grabando el primer disco de Camus “ y nos exigía un mínimo de doce temas teniendo nueve armados, así que tuvimos que componer dos canciones nuevas en menos de una semana, y para completar el tracklist decidimos grabar una versión de “Algo ha cambiado“  de Pappo´s Blues, un tema que siempre hacemos en vivo.

 

  ¿Qué sentido le dan a los shows en vivo?

  Para nosotros, los shows son lo más importante para una banda… es lo que más disfrutamos y donde se puede conocer realmente qué es Camus. Tomamos esto como algo muy serio en donde siempre tratamos de superar la presentación anterior e intentar transmitir al máximo el sentido de cada canción.

  ¿Cuáles son sus más logros más grossos como banda?

Consideramos que nuestros grandes logros fueron el haber hecho canciones de las cuales nos sentimos orgullosos y haber podido grabar nuestro primer disco. Estamos muy agradecidos de poder tocar prácticamente todos los fines de semana, que para nosotros es lo  más lindo, y  de a poco ir extendiendo nuestra música hacia el interior del país y dándonos a conocer cada vez más.

Mirando para adelante, ¿Qué es lo que pretende Camus?

Camus pretende poder seguir componiendo canciones y seguir grabando discos -al menos uno por año – y poder presentarnos en vivo lo máxima cantidad de veces posible.

///MÁS TRACKS DE MANDRÁGORA, LO NUEVO DE CAMUS///

        Puedo Avanzar

      Sutil Indiferencia

@Franzzzzo

Hunter.S.Thompson: El Derby de Kentucky es decadente y depravado

LA HORCA

hunter-s-thompson_colored3

Este el primer artículo periodístico escrito en estilo “gonzo”, por el periodista y escritor Hunter S Thompson.

Con la fecha límite encima y sin ninguna historia coherente que presentar a sus editores, Hunter se limitó a arrancar páginas de su cuaderno de notas, enumerándolas, y enviándolas a la revista. El resultado de aquellos garabatos y borrones, fue un ejercicio periodístico único. El artículo pasó a la historia por su llamativa narración de primera persona, escrita con una maníaca subjetividad.

En La Horca te dejamos el artículo completo para que te deleites con esta virtuosa e hilarante cobertura del Derby de Kentucky, del año 1970.

 

Ver la entrada original

 

Vomita todo lo que para vos egoístamente guardes, pero no calles, no calles. Enrólate en las más míseras subjunciones del ocaso, sólo para atestiguar de manera furtiva y desalmada todo en lo que no querés llegar a convertirte y transformarte. Pero ten cuidado, un iniciático y soez aliado no tardará en convertirse  en el verdugo de tus noches sin noche: el tiempo.

 

Muérete de ganas por conocer todo lo que no sabés que existe apenas el mundo se separa de tu inviable cuerpo, mamífero enclaustrado en los más diversos modos de no ser mientras banalmente se está

 

Calla ante las inminentes oportunidades de violentarte ante el desprestigio que significa no sentirse acorde a todo lo que uno no es, sino, ¿Para qué se es?

 

Siéntate a la mesa de las más fructíferas sensaciones que se vislumbran más allá de los sentidos: Todo no es menos que lo vivido y nada es más denso que lo recíprocamente construido

 

Afuérate de todo lo que no se entiende como tal: Siente la nada horrenda del mal, estalla esa capa inmunda sellada  a canto y cal y expulsa todo lo que te conforma hacia el punto infinito e inalcanzable por el cual la humanidad se arrastra ciegamente con la esperanza de nunca encontrar el final.

 

…El final?

Del Mainstream con Amor: Lorde

Inauguramos una nueva sección en All You Need is Blood: Del Mainstream con Amor. Un espacio dedicado a diversas joyas del Pop que si bien fluctúan por las inmersiones más comerciales del mercado discográfico creemos que tienen algo interesante para decir y hacer escuchar… Y qué mejor manera de darle inicio a esta sección que con la princesa del hipster movement… Uff, ¿en serio dije eso?

 

Lorde-Beauty-lorde-36877479-500-667

Linda guachita.

 

Ella Maria Lani Yelich-O’Connor vino al mundo un 7 de octubre de 1996 (¡Sí! Hace tan solo 17 años) y parece que no lo hizo en vano. Esta pequeña neozelandesa aprendió a escribir a la sorprendente edad de 2 años, y a los 6 un pedagogo le recomendó a su madre que la mandara a un colegio especial, lo que finalmente jamás sucedió. Para los 12 ya había leído más de mil libros y ganado decenas de concursos literarios, a la par de una progresiva inmersión en el fabuloso mundo de la música, cantando en bandas que armaba con amigos. Pero no fue hasta noviembre 2012 que nuestra protagonista accede formalmente al bussines: Acababa de lanzar su primer EP mientras comenzaba las primeras sesiones de lo que hoy conocemos como su álbum debut. Pure Heroine fue lanzado en septiembre de 2013 por Universal y desde ese preciso momento no hizo más que eyectar hacia el estrellato su carrera musical y compositiva.

 

 

Alejada y criada in vitro de todo tipo de asociación con las princecitas de Disney que hoy inundan los charts con acaramelados estribillos que solo saben hablar de la ostentación y de pijas jóvenes, Lorde se destaca por hacer uso de una constante crítica al lujoso y vacuo estilo de vida que suelen llevar los personajes de la farándula popera. Con tan solo escuchar el estribillo de Royals – su mayor éxito, que al día de la fecha cuenta con más de 275 millones de visualizaciones en YouTube- podemos darnos una idea de esto: “Nunca seremos miembros de la realeza/No lo llevamos en nuestra sangre/Este tipo de lujo no tiene nada que ver con nosotros/Queremos otro tipo de emoción/Déjame ser la que te domine/Déjame vivir esa fantasía”.

Si la pequeña Marge Simpson tuviese una lonchera con la imagen de Lorde, nadie podría burlarse de ella alegando que su ídola no escribe sus propias canciones, porque encima sucede eso, señores: Lorde no es solo una voz, una cara y unas tetas (¡Ups!) bonitas. Con la coautoría de Joel Little – su productor – esta cantautora se despacha con diez letras que surfean entre versos de carácter existencial: “La vida es un juego sin importancia/No estamos atrapados en una historia de amor”  críticas a la cultura dominante y sus recurrentes mandatos sociales hacia los jóvenes: “Puedes tratar de detenernos/Pero nosotros somos gladiadores/Todo el mundo está furioso/La gloria y la sangre van de la mano/Es por eso que estamos en los titulares/Puedes tratar de detenernos/Pero la victoria es contagiosa”. Aunque como se imaginarán, en Lorde no todo es furia combativa, en sus letras también abundan desvaríos sentimentales del tipo amigos-que-no-terminan-de-ser-novios-ni-viceversa: “Sos el único amigo que necesito/Compartiendo la cama como pequeños niños/Nos reímos hasta que nuestras costillas se cansan/Pero eso nunca será suficiente”.

 

Lorde-Pure-Heroine

 

En lo referente a los musical, a lo largo de Pure Heroine se respeta una única fórmula de carácter austera en la que cualquier orden distinto de los factores si alteraría el producto: bases rítmicas compuestas por beats electrónicos, samples de chasquidos y aplausos van cimentando y equilibrando el semblante de las canciones, mientras las melodías transitan lenta o moderadamente – dependiendo de la canción -por un torrente simétrico creado a partir de arreglos de sintetizadores, secciones de viento e incluso violines. En el medio, o mejor dicho adelante, una voz de diecisiete años que vino al mundo para destacar entre los mejores registros contra altos de su generación vomita todas sus verdades despiadadamente.

Es por esto y por mucho más- llámese ascendente capacidad creativa, un estilo bastante notable entre las cantautoras de su generación para describir la adolescencia, las relaciones humanas y la vida misma y una voz más que talentosa- que le ponemos unas fichas a Lorde desde este humilde espacio… Solo esperamos que su realeza no nos decepcione.

 

 BONUS:  La versión de “Royals” remixada por Diplo y… ¿Andrea Agassi?